Solucionando errores en los procesos de venta

Solucionando errores en los procesos de venta
Así como en una tienda física el post-venta es algo muy importante, en Internet eso no es diferente.

Además de la preocupación por el pre-venta, que es algo vital, el post-venta puede ser el factor decisivo para que un proyecto de e-commerce tenga el resultado esperado. Invertir algunos minutos enviando un mensaje al comprador, hacer un enlace para obtener información sobre la experiencia que el comprador tuvo con su atención, es fundamental para que los procesos internos puedan ser cada vez mejorados.

Ciertamente, aunque haya bastante empeño en prestar una buena atención, en medio del camino pueden ocurrir situaciones que escapan del control de la empresa. Una entrega no realizada, un retraso del transportista, una avería en una mercancía, un producto mal enviado, un stock que no era correcto.
A pesar de estos problemas, normalmente lo que hace empeorar la situación es no informar al cliente sobre el problema que ocurrió o no dar la debida atención al cliente.

Cuando explicamos la situación real, sin omitir ningún hecho, pasamos la seguridad al cliente de que no estamos escondiendo nada y que vamos a solucionar el problema, verá que estamos comprometidos.

Una vez uno de nuestros clientes de plataforma de ecommerce vendió un producto que no tenía en su stock, hubo un error en el recuento de stock y ese producto se vendió. Hasta entonces todo bien, bastaría hacer el pedido del producto, esperar llegar y enviar al comprador, si él aceptara continuar con su pedido. Pero sucede que el producto en cuestión tardaría 40 días para llegar, pues la fábrica sólo producía los productos después del cierre de los pedidos. Al saberlo nuestro cliente inmediatamente entró en contacto con el comprador del producto y expuso toda la situación. Le explicó que el producto vendido estaba con error de conteo en el stock y que tardaría 40 días para llegar. El cliente agradeció la explicación y se dispuso a esperar el plazo. El desenlace no fue lo que ambos quisieran, tuvieron que aguardar 40 días, pero todo se resolvió de la mejor forma.

Por más criteriosos que los administradores de ecommerce sean, errores en los procesos van a suceder, ahora la forma de resolverlos podrá hacer toda la diferencia. La orientación que damos es que nunca podemos dejar un cliente desinformado, esperar un día para dar una noticia de que algo ha ido mal es demasiado tiempo. Identificar el problema, póngase en contacto con el comprador lo más rápido posible, incluso si cancela la venta, verá que su empresa está comprometida y que usted ha considerado como muy importante la interacción que tuvo con su tienda virtual.

Esta sencilla sugerencia puede ayudar a su empresa a no transformar un problema en un verdadero desastre.

Envios relacionados

Comentarios



¿Quieres contratar? Rellene la solicitud abajo y respondemos su mensaje en hasta 24 horas.